lunes, 22 de agosto de 2011

Del Pan Que Saldrá Del Horno...

Me gustan los estudiantes 
porque son la levadura
del pan que saldrá del horno
con toda su sabrosura
para la boca del pobre
que come con amargura
caramba y zamba la cosa
viva la literatura!

Si cada día al comenzar las clases, nuestros estudiantes y profesores cantaran esta estrofa de Violeta Parra, nuestro país sería mejor. Si cada estudiante supiera que es levadura del futuro, de pan sabroso para la boca amarga del pobre, se acabaría la pobreza. En esa comprensión del mundo se educa y se vive mejor. Ser levadura de pan sabroso y compartido, ahí donde estamos todos los días. Levadura de pan sanador contra pobrezas varias. De plata, de educación, de cariño, de oportunidades, de comprensión, de creatividad, de respeto, y de todas esas cosas para las que necesitamos que concurra la voluntad del otro y la mía. Y en todas partes...Colegios, Universidades, la familia, el trabajo...y también la cárcel. Ahí el buen consejo a la hora del mate, acoger en la caleta al que llega  indefenso y asustado, sacarlo con palabras bondadosas de su escepticismo y alejarlo de las malas juntas, es muchas veces regalarle la posibilidad de un futuro.

foto: desde www. sindrama.com

2 comentarios:

  1. maravilloso poema, maravillosa Andrea...
    Gracias por tu finura de alma!

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla Andrea, haberme hecho el espacio de entrar a tu blog después de tiempo y encontrarte en tu lucha misionaria, irrreductible, admirable, conmovedora.

    Gracias

    ResponderEliminar