martes, 26 de noviembre de 2013

Angel



Triste y desolada con trapos
como harapos cubriendo tu frio
con la mirada congelada
con las piernas sucias y raspadas
un dedo en la nariz
buscando qué se yo.
Solo perdiendo la inocencia
de la incoherencia de este mundo
tu pelo tieso y terroso
tus mejillas tiritan
tu estómago clama
tu corazón pide una cama.
Tan solo unas chalas te sparan
del hielo de la calzada.
Como impune queda la vida
al no poder hacer nada.
Un brazo junto a tu cuerpo
junto a tu falda
tu polera con agujero
donde lo cruel se cuela hasta tus huesos.
Tu piel rígida, tus manos
y uñas anegrentadas
tu boca estropeada por las
mañanas heladas.
Pestañas tiesas y hacia abajo
como tu mirada.
La gente pasa y pasa,
nadie se compadece,
sin saber que eres un ángel.

Waldo Zuleta

Universo




Manantial de leche derramada
desde aquí no te veo, pero de deseo.
Escarcha de hielo en el cielo,
a la distancia congelas los momentos
astros ocultas en tu firmamento
la noche danza en tu presencia.
Joyero de predicciones y misterios
el océano como reverencia a tu presencia.
Guía de galeones y corsarios
vagabundean en los marineros la paciencia
al perderse sus miradas en el cielo.
Pensar en ello forma mi consuelo
los muertos viajan y brillan en su tiempo.
Son solo recuerdo...
mi amada mira lo mismo
desde lejos...

Waldo Zuleta
pintura George Grie

domingo, 24 de noviembre de 2013

Chile


Chile, lindo país esquina con vista al mar.

De múltiples paralelos y un solo meridiano
blanca e impetuosa su cordillera
rasgada por un azul pacífico.

Templas nuestro clima,
Humboldt bendito
corriente de peces
aguas frescas polar.

Tu escuálido caminar,
nos genera electricidad y lomajes.

Septiembre al deslumbrar
se escurre el viento
y ya no vuelve su sonar.

A la prensa chilena no la quiero
crápulas del dolor ajeno, y el mío.

Amo a Chile y lo desamo
y luego lo vuelvo a amar.

Claudio Spiniak

lunes, 14 de octubre de 2013

La Luna




Tu quieres ser una reina 
poderosa enamorada
de la vida, los dioses
te miran de pie a cabeza
te mandan poderes fantásticos
llueve de día y de noche
amanece el esplandor en tu
cara angelical, las nubes
cubren tu cuerpo flotante
magnífico

Ricardo Segovia

No Molestar


Descansando de traje blanco sobre el aire, 
recordando sentado en el diván
en aquella bandada de chotacabra, 
se encuentra el señor luna con su niño

martes, 8 de octubre de 2013

Luna


La Luna me enamoró
la Luna me encantó, me embrujó
La Luna en la oscuridad me iluminó
Como tu amor a la distancia
cuando al mirar el cielo, nos reflejamos los dos.
Las Estrellas como fuegos de artificio
salan entre tu y yo.
La Luna es testigo de nuestro amor.

José Luis Marambio
Ilustración: Kate Nilsen

Tierra


Hermosa Madre de todos nosotros,
que no hemos sabido pagarle ni agradecerle
a través de todos los tiempos,
destrozándola, con nuestros malos hábitos de vida.
Si ella llorara, igual no sabríamos como consolarla,
porque aún estamos ciegos, y no queremos ver
lo que está pasando.
Sabemos que tiene una gran herida,
y no queremos curarla, aún teniendo los medios:
pobre tierra hermosa

Guillermo