miércoles, 29 de mayo de 2013

Un Día


Que lindo día, aún que no supe si hacía frío o calor
que lindo día, aún que no supe si estaba lloviendo
que lindo día, aún que no pude ver ese hermoso cielo azul
que lindo día, aún que no pude apreciar la bella flora
que lindo día, sin siquiera percibir la perfecta fauna.
Pero si veo niños jugando,
si veo cariño, si veo amor.
Más maravilloso aún, veo esperanza

Si solo un día
haces que nazcan versos, palabras hermosas
que viva en una nube 
que salga del valle de la muerte,
me imagino si te gozara en cada momento
harías que viviera, en la nueva Jerusalén.

Alexis Carrasco Arenas
pintura: Renoir

El Amor



Es un sentimiento
que fortalece y también
es un sentimiento que aflora
la parte más débil.

un comienzo tiene un final
y un final, un nuevo comienzo.

un desamor no es un final
sino un comienzo
de otro
o de un amor más intenso.

Creer que lo imposible es posible

José Marambio
pintura: Jack Vettriano

Paisaje


Los mares son inmensos
capaces de corromper las olas
de las islas de los caribes,
la naturaleza es brillante,
hermosa,
preciosa,
los ríos corren siguiendo las flores
rosales
las ovejas brincan de alegría
para tocar los pianos alegres
y la guitarra al compás del velero.

Ricardo Segovia  
pintura: Ken Auster

Caen



Las hojas caen al rededor de nosotros
para abrigarnos
para el frío inmenso
las murallas caen para la libertad
de los mapuches indígenas
la greda la trabajan para sus hijos
que luchan pos su pueblo humilde y esforzado

Ricardo Segovia

martes, 28 de mayo de 2013

Sueño?




Sueño?...si, sueño a diario.
De Hecho, anoche mi cuerpo inerte y somnoliento, cayó en los brazos de un sueño

Luchaba entre espadas
y desdichadas suertes,
venciendo a otros y soberbia muerte,
pero en los sueños no hay explicación,
solo dudas del soñador.
Vencía al lider de mis contrincantes,
blandiendo con fuerza mi letal espada,
aceptando fugaz estocada,
su armadura y coraza despedazaba.
Grande fue la sorpresa,
ver que desde el centro 
de su pecho yo saliera,
siendo yo mismo quien diera,
muerte a este caballero y cofradía.

...mencioné las dudas?
hablé de las extrañas
explicaciones?

Mario Pedraza
pintura: Victor Titov

Espacio




Mi madre duerme
en otro espacio
y ríe y sueña
junto a quien
compartió muchos espacios

Debe mi padre
haber aguardado
en su espacio, a ella
su amada.

Y aquí, los suyos
quedamos sin su espacio
con nuevos cánticos
con su amor
y el legado heredado.

Fanita, te tengo a mano
Madre, te llevo en mi espacio
Abuela, tus nietos catan
aquellos viejos cantos
y nos entrelazamos
entre tu espacio y mi espacio.

Claudio Spiniak
Marion C. Honors, CSJ

Recordarles su nombre



Camino por el borde de la locura

Que está cuerda...muy cuerda!
Y miro con pena a mis pares
Casi con ganas de rescatarlos
Del olvido,
de recordarles su nombre
y exiliarlos de su presente.

Que olfateen la dicha
E ilusión pueril,
y que este brevísimo tiempo
de lucidez y de libertad,
de sentirse propios
instaure la obra inconclusa
de construcción soñadora
contrastando las conciencias olvidadizas
y develen las diferencias microscópicas
en cada sueño hecho realidad.

...Solo un instante!, que
no sean cervatos, que
multipliquen sus sentidos,
que sean almas libres y soñadoras,
caminando por el borde de la locura,
que está tan cuerda.

Mario Pedraza
foto: http://jaybauman.typepad.com/my_weblog/2009/07/a-visit-inside-a-brazilian-mens-prison-global-x-recap-iii.html









domingo, 26 de mayo de 2013

Eres


Eres lo que eres,
sin saber porqué estás aquí,
tu destino tiene vida, sueños,
sin dolor, libre, libre de ser tú
en esplendor

Carlos Espínola

Nacimiento



En la astucia cautelosa
de sombríos y sonoros cánticos
están las esperanzadoras ilusiones
de un hombre.

Hogar de un dios y sus símiles
patio de juegos de una abeja
por aquí se asciende al paraíso
y se precipita el alma de 
quien sueña distinto.

Habitan las plegarias del "Santo",
y es el sendero que recorre
la lágrima, antes de 
estrellarse en el origen.

Ríe con locura!
Por la forma en que entre tantas
luminosas estrellas,
sientas el nacimiento de tu propia
Alma, que no es ciega,
y andes por los caminos,
que no tienen final.

Mario Pedraza Eyzaguirre
pintura: Noche estrellada, creada digitalmente por Alex Ruiz

El Espacio



El Espacio es un mundo mágico
las olas son inmensas, 
los arc oiris brillan de alegrías
el sol sale, la luna se esconde
la noche es un desierto 
de arena movediza
el trébol de la suerte es la vida
y la libertad para los necesitados
y buenos de corazón.

El espacio es brillante de estrellas
fugaces, que brillan en el universo
espacial que tocan las nubes blancas
los ríos tiemblan cuando lloras
de alegría por mi compañía de hermanos fieles.
Los dioses nos envidian, porque somos inseparables.

Ricardo Segovia

Carpe Diem

Goza el Presente

Donde Fueras, haz lo que ves, acomódate
a las costumbres de los que te rodean

Donde comienza mi ámbito
termina el de los demás,
donde concluye tu ámbito, inicia el mío
con tolerancia.

Hugo Marcial
pintura: James Sparks

En este espacio



De no ser por tu compañía
no sonreiría, amado mío

Donde concluye nuestro andar
delictivo, y comienza la vida, rodeado
de rosas y amor.

Donde existe la luz del trabajo y la honra
que significa nuestro sufrir de antes.

Hoy, junto a ti comparto
este año nuevo que se avecina
de Bien por Bien.

Solos aperrando como siempre
te agradezco lo tuyo Cielo Lindo,
que con su luna nos da luz,
el viento nos mueve con dulzura,
hacia la libertad.

Carlos Espínola

viernes, 24 de mayo de 2013

Nahuel (de los espacios)


Más que al viento,
las aguas y el fuego
a ti, te parieron en invierno.
Te fueron vistiendo de cerros,
de quebradas y sotaventos.

Una noche, Cai Cai sereno
en la orogénesis te esculpieron
y emergiste desde el océano
desquebrajando el tiempo
irrumpiendo en los taludes
los ígneos versos del yermo.

Colonizada de helechos
elevada hacia los cielos
retozaban las araucarias
en Marihüeño, en Bollieco

En tu vientre nació el agua
nació la rima del puelche,
creció la ruta abismada
entre presagios de su gente.

Te vi volver por lo0s bordes
manchada de sol en septiembre,
tus coníferas pintadas,
como la sal a la curtiembre.

Hermano Nahuel tu sanjaste
al Bio Bio su andar agreste
le curvaste vieja ruta
en el risco y sus rompientes.

"Puma echado" te han llamado
la Machi en su puñal de ñirre.
Hermano viejo han pincelado
de áurea nieve tus costados.

Es tren tren ayá en Nitrao
y quizás Nahuel alado.
Yo conozco hasta tus belfos
me he dormido en tu arrumaco.

Pares murtas, coigües, chucaos
ríe el ríuo, él va bajando
por las piedras va cantando
y nos tuerces los caminos
al mayoral y a al acampao.

Nahuelbuta o Lafquem Mapu
eres tú quien me ha criado
en la niebla te agazapas
en la lluvia te has bañado,
en tu vientre negra hulla
en mi pecho te ha soñado.

Alfredo Cabrera

domingo, 19 de mayo de 2013

Quo Vadis



Un pajarito pastando, busca alimento en el campo. Lo ubica justo detrás de una vaca. Al comer, de pronto siente como cae estiércol de la vaquilla. En unos segundos, queda casi completamente cubierto por la bosta. En ese momento, un águila vigila sobre la rez, da varios giros, ya que siempre ubica alimento ahí, pero no encuentra y se aleja. El pajarito sobrevive al abono y al águila.

Moraleja: no siempre una desgracia, termina en algo malo.

Hugo Marcial

Siempre te amo, pero...



Seis días te extraño
seis días te pienso
seis días te imagino
seis días te espero
seis días te sueño.

Un día te disfruto
un día te acaricio
un día te beso
un día te gozo
un día compartimos
un día conversamos
un día nos reímos
un día nos reconciliamos

Pero ruego, confío y me esfuerzo
para que todo esto sea todos los días


Alexis Carrasco Arenas

Luz Nocturna


El Bien y el Mal
Coqueteaban de la mano,
tal cual estrepitoso choque
que alguna vez realizó
el estruendoso sonido
con el apasionado silencio,
y convirtieron un mágico sueño
en hazaña psicodélica
quizás parecida a la caminata de un ángel
sobre el serpenteante cuerpo de un dragón.
Para cuando se dieron cuenta,
se encontraron con la delirante ironía
de estar contando calendarios
por una eternidad!
y sin el derecho a rechazar un despertar,
sin el derecho de ser los vientos
que hacen danzar las amapolas,
o el arado que estremece la tierra.

Pero...¿quién es el Bien?
¿Quién es el Mal?

Quizás deba preguntar a esa gota de lluvia,
que está esquivando los relámpagos
y su haz de luz nocturnos...o ya no,
o tal vez a las enamoradas piedras
que yacen en el turbio torrente de aquel río.
Agh! tampoco.
Imagino que eran esclavos
del soberbio y temido tiempo,
presentados en el escaparate
al mejor postor?

De ser así, 
la vida ociosa debió encontrarse,
cuando sin mediar consecuencia
pagó cinco sentidos y al templo los llevó.
Por suerte compró una onza de fé,
una pizca de esperanza,
y lo infaltable , un octavo de amor
para alimentar a sus inquietos huéspedes
hasta darles permiso de salir a los dos.

Solo una regla-creo yo-la vida dio,
al término de una etapa
sus actos medidos serán,
no por cuanto puedan respirar cada uno,
sino por cada momento,
que les corten la respiración.

Mario Pedraza Eyzaguirre
pintura: Edward Burne Jones

Dos Peces


Se cruzaron en la orilla
dos peces viéndose a si mismos
que tenían semejante apariencia.
Contemplándose el uno al otro por un momento
siguieron su camino.

Los peces, así mismo como las jaibas y langostas
se encontraron, viendo que no eran iguales esta vez
con la diferencia que ellas estaban más abajo que los peces.

Por lo tanto
todos vivimos de distintas formas y maneras

Alejandro Zambra Araya
pintura: Eric Dowle

miércoles, 8 de mayo de 2013


Quiero decirte, y será solo con palabras
escritas en un papel, ya que es la única forma que tengo
de expresarte lo que es el amor para mi.

Solo dos cosas te diré: lo agradable y dulce que es
probar tus suaves manos y los momentos llenos junto a ti,
y el inaceptable sabor amargo, que es aceptar tu rápido partit,
dejando un vacío inmenso, que marchita el vivir.

Alejandro Zambra Araya
pintura: Henry Lerolle

Metáfora de un Amor


Un sentimiento que brota
como el agua de una vertiente.
busca el camino a través de quebradas,
se transforma en un riachuelo 
atravesando obstáculos y bajando
montañas, derritiendo el hielo,
que se convierte en río 
turbulento y momentos como que descansara
quieto como ya cansado
llega hasta los campos.
Su paso lo ha convertido en abuelo
de tantos frutos que lo vieron marcharse
a reencontrarse con quienes 
recorrieron el mismo sendero.
Hoy lo recibe el mar, con sus brazos abiertos

José Marambio
pintura: August Schäffer