viernes, 9 de septiembre de 2011

Ante el Espejo



Extraño ejercicio el de mirarse al espejo. Más allá de la peineta, está ese reflejo de nuestra mano en la peineta, y de alguien que se peina. Pero ¿quién es ese que se peina...? 
El trabajo de esta semana consistió simplemente en pararse frente al espejo. No se trató de salir en busca -a la manera de Borges- de los acertijos que encierra el espejo con sus repeticiones y repeticiones de repeticiones, sino de vernos, como si otro nos hiciera mirar lo que no vemos, y nos mostrara quienes somos...

Ante el espejo

veo a un caballero 
de sabor antiguo
que no pide tregua
ni tampoco amigos.

Refleja
a un hombre libre
que jamás fue esclavo
ni del Dios dinero
ni del mismo diablo.

Ahí esta él
de un corazón enorme
como una larga poesía
un amante caprichoso
que al quererlo todo
se va quedando solo.

Soy a la vez, 
un guerrero perdido
un poeta cansado
que ya he hecho de mi
un sueño de olvido

Alfredo Cabrera.

pintura Roberto Longhi 

1 comentario:

  1. Anónimo16:38

    https://www.youtube.com/watch?v=2v_rTW42pqk

    ResponderEliminar